DE ENTRE LOS MUERTOS (FROM HELL)

Buena hora-entre-horas, estimado y nuevamente olvidado lector invisible.

El abandono, esta vez más producido por la falta de algo (bueno) que contar, de la frustración y la rabia, que por la desidia y el olvido, parece que toca a su fin.

Y eso es bueno. Son ciclos.

Regnabo. Regno. Regnavi. Sum sine regno.

Y este ourobórico latinejo, que reza en la carta de la Rueda de la Fortuna del Tarot, me viene estupendamente para contarte una cosa, un secreto no tan secreto, aquí, entre tú y yo.

He pecado. He escrito en otro sitio, no solo para ti, no solo para tus ojos.

Pero me ha venido bien. Desconectar. Cambiar de partitura.

Colaborar con La Culpa es del Script, un estupendo lugar para leer acerca de cine, series, domingos…

Y ahí me he colado. Despacito, en silencio, justo como a mi me gusta. Pero, para mi sorpresa, me he encontrado con un gran alboroto, que no he entendido muy bien, pero me ha gustado. Eso de estar viva otra vez.

Eso de escribir otra vez.

De la Luna.

De Carnivàle.

Del bien y del mal.

De todo eso que tanto me gusta.

Seguiremos leyéndonos por aquí, apreciado lector invisible.

En la hora-entre-horas.

Carnivale1

Anuncios