Juan Luis Panero, mi padre que no fue.

Hoy a muerto un hombre de luciferina elegancia, que fumaba cigarrillos largos en blanco y negro, un hombre solitario por vocación y poeta por maldición. Hijo y hermano de la poesía y la locura, hijo del desencanto.

Mi padre, el que no fue. El que me enseñó que la belleza de la decadencia es más hermosa aún por ser hayada entre polvo y telarañas, que se puede amar con devoción lo que no se conoce más que por sus letras, que, a veces, las palabras son conjuros que te acercan y te adoptan y te amamantan, como la huérfana que eres hasta que las encuentras y, entonces, desarmada y fascinada, te rindes a la evidencia: Esto es lo que yo buscaba, esto es lo que yo quería decir. Esto y no más, esto y todo lo demás.

La libertad. La pasión calmada a través de la muerte, la desidia, la insoportable levedad de ser.

Y hoy se ha ido, y le recuerdo más que nunca en esta hora-entre-horas, porque sus palabras… siempre permanecerán en la memoria de los hombres.

 

Y DE PRONTO ANOCHECE

                                                                               Ed é subito sera
                                                                   Salvatore Quasimodo

Vivir es ver morir, envejecer es eso,
empalagoso, terco olor de muerte,
mientras repites, inútilmente, unas palabras,
cáscaras secas, cristal quebrado.
Ver morir a los otros, a aquellos,
pocos. que de verdad quisiste,
derrumbados, deshechos, como el final de este cigarrillo,
rostros y gestos, imágenes quemadas. arrugado papel.
Y verte morir a ti también,
removiendo frías cenizas, borrados perfiles,
disformes sueños, turbia memoria.
Vivir es ver morir y es frágil la materia
y todo se sabía y no había engaño,
pero carne y sangre, misterioso fluir,
quieren perseverar, afirmar lo imposible.
Copa vacía, tembloroso pulso, cenicero sucio,
en la luz nublada del atardecer.
Vivir es ver morir, nada se aprende,
todo es un despiadado sentimiento,
años, palabras, pieles, desgarrada ternura,
calor helado de la muerte.
Vivir es ver morir, nada nos protege,
nada tuvo su ayer, nada su mañana,
y de pronto anochece.

“Antes de que llegue la noche” 1985

DESENCANTO3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s